Google+ Followers

20 febrero 2016

Lo que la noche acoge

 
 


Lo que la noche acoge, mientras el mundo gira.
Lo que la oscuridad encierra, mientras duerme la tierra.
Errantes pasos mueven, fantasmales momentos,
de las almas que oscilan solitarias en un péndulo.

Gravitan los silencios, paren los vientres tiernos.
En un rincón del alma se despojan los cuerpos.
En algún lugar impreciso, amantes de momentos,
desgranan de sus almas escondidos secretos.

Hay una queja muda, hay una chica sola.
Más allá de la sierra, alguien canta y devora,
pasiones que almacenan en solitarias horas.
Se revuelcan los cuerpos donde el amor aflora.

Ciego de amor el bohemio respira pesado aire,
el alcohol evapora en cada bocanada.
Cargando su mochila de tormentosos mundos,
habita estacionario en dársenas de dolor.

Sale al rescate un ángel del incierto paraje.
Es su equipaje el enjambre de redes del amor.
Abre sus alas y al solitario arropa.
Momentos celestiales expelen en la noche.

Descansa el caminante, el ángel lo encamina.
Es su aureola de estrellas, la luz que lo ilumina.







Luz Ramirez
Derechos reservados
(Colombia)

Lengua de fuego



Aniquila el desparpajo de tu desnudez
Los ebrios silencios de mar
El ondular de tus suaves caderas,
Círculos de placer al amar.

La venganza del deseo…
Atollados en el remanso del vino,
La siesta caliente y húmedos besos
Abren en tus muslos, caminos.

Lengua de fuego, el ángel caído
Descontrola con su boca morbosa
La inocencia de un monte oscuro
Y el néctar secreto de tu rosa.




Rita Mercedes Chio
(Argentina)

Vi



Vi el azul en flor
en mi mente se espejaba
y en el virtual asombro
de una mirada, su corola abrió.


Vi el espacio abrirse
cual semilla dehiscente
y alzar ante mis ojos
el marco de una ventana


Vi el cielo mirando
hacia adentro, husmeando
tu presencia serena y feliz
impertérrito azul silencio
hizo vereda y ruta.


Vi entonces mis pies, en la cornisa
caminando hacia ti
hacia tu azulada imagen
sin caer en el vacío..


Vi tu sonrisa moviendo pétalos
congelado quedaste
y desperté contigo
con la aguja del sentimiento
azul, porque tú eres ese color
que hace grietas en mis sueños
y me inunda...como el sonido
trovador del oído.


Onírico del azul eres, en la emoción
lugar común que nos canta
más allá de la dimensión material






MARY RAMOS

(Venezuela)

14 octubre 2015

DONDE TUS VERSOS HABITAN...


Dueña de tu ser me siento,
De tu intangible presencia,
¿Si no estás, porque mis brazos
con tibieza ya te envuelven?
Porque mis ojos te escrutan,
te recorren a distancia, transitando
tus pupilas y se dilatan las mías…


…Y bebo todo el crepúsculo aunque cierres tus dinteles
Porque te escribo mil versos, que se quedaran dormidos
en la cómoda de cedro junto a mi cama de noche,
queriendo ponerle alas y te lleguen en susurro.


Mudo silencio donde tus versos habitan,
en la adjunta alcoba de mis utopías ,
donde se mecen palmeras y se encabritan querencias
en el tapiz de mastrantos donde voy besando inciertos.


Te camino en mis silencios, y aun cuando mi piel no te sienta
Y tal vez nunca me palpes…
¡Pues como le estoy pensando! En la oquedad de tu rostro,
voy esparciendo semillas de mis antojos entre la piel de mis dedos .
..Le voy versando en mi boca, con la miel de suma urgencia…
…Y en secreto en el más íntimo lazo, te suspiro en mi regazo…
...Proscrita estoy de tu aliento...
...Aun cuando nunca lo sientas



CARMEN GUZMAN CEDEÑO
DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS
CUMANA-EDO SUCRE
VENEZUELA



imagen cortesía Fotógrafa :Rita Chio

24 septiembre 2015

PERDEREMOS LOS DOS...



Perderemos los dos
si al despuntar el alba
tiramos
por la ventana todo lo
que nos acompaña
los colores
serán
un sueño sin alas
olvidado en cualquier
rincón gris
mariposas marchitas
volaran
como
espectrales sombras
en torno
a las miradas con las
que nos busquemos
ha dónde
ira a parar el festivo
carnaval de tu risa
si con ella
yo
hago caracolas que
suenan a momentos
de alegría nuestra
nos vamos
y créeme
¡estallara el silencio!
pero eso sí
conmigo
se viene mi poesía
bien que lo sé
ella
rosara el suelo
todo lo que tenga que
durar el rato
en el que al peso de tu
nombre sedan mis pasos
y arrastre los pies
hasta
-- no hay prisa --
que nuevamente pueda
hacer brotar los versos
en el cielo: Fresco Fiel
Libre Despejado Irisado
Vital Inspirador Cómplice
de otra musa
húmeda
como
flor de loto
cuyo aroma será la hoja
en blanco y también la
tinta de mis odas
al son de las que iré
descubriéndola
como
un explorador descubre
el tesoro escondido.

Qué dices
Quieres ser tu misma
La flamante mujer
Entonces
Nos quedamos
Si me respondes: ¡No!
La otra
Sera otra.




Gustavo Villanueva
(Perú)

EL MUELLE ABANDONADO



A dónde se fueron tus barcazas
Muelle abandonado que te escurres
Como pincel dibujando rielas
Con colores de acuarela
Pareces un corazón partido
Desgranándote como granada

En la bahía olvidada
De ésta dársena del puerto
Yo que me siento a lo lejos
Y te busco sin aciertos
Recorriendo a pie descubierto
Sin encontrarte, aun sabiendo

Que ya no vives allí
Que te has marchado tan lejos
Mandame tu aroma con un verso
Y allá tras de ese horizonte

Agítame tus velas, con el viento
Que quieres volver al puerto
Donde se quedó tu espacio
Sin el permiso del tiempo.


Sergio Garza
( México)

REFLEJOS




A veces, solo a veces
me invade la duda
entre la noche y el día;
la verdad y la mentira,




es cuando miro el cielo
él no falsea; su color
me indica lo que ya se
lo demás no es cuenta mía.

La realidad está en el reflejo
de las nubes sobre el agua...
El presentimiento es
el lago de mi alma.







Alicia Gómez (Argentina)
Derechos Reservados

MI LOCURA



Mi locura,
que desordena anaqueles
y rompe los pareceres
que no acepto me normen
Se entreteje en mi piel
Se convierte en palabra
Y rompe las bisagras
para que la puertas no imperen

Loca es mi locura
saboreando intersticios
sacrificios no comprende
y se enamora iracunda
de maleficios solemnes

A los orificios en sus claroscuros
cual soberana y reina
los siembro de planetas
o nebulosas desgajadas
o de lo que en gana, me venga...
Ahora, sábelo bien, hirsuta sombra
que escondida estás, tras tu cerrojo
sé de la mudez que tiembla tu deseo...

Dime sin tapujos metafóricos
Y sin insinuaciones deliciosas,
pero por ambiguas anoréxicas:
que deseas comer conmigo
junto a mi locura dialéctica...
Y colocar los entrepaños permitidos
en los estantes de mis placeres

Las caricias de dinteles
el alfeizar prohibido
en la ventana que no se debe
y encender tu beso farero
en ese zaguán en penumbras…

Que sabes que sí se puede
hacer una oda desnuda
para que gimas las derretidas cornisas
que en mi lluvia salina y feroz
el piso y techo, anhelas, te lleven

Ven sin tintas, y libemos de mi locura
Que soy artesana que, rima sus aventuras
y sé palabras… que aún no sientes, pero pronuncias





ML
MARY RAMOS
Venezuela